PROYECTO DE INTERIORISMO PARA CASA RURAL EN COTOBADE (PONTEVEDRA)

Interiorista:
Jaime Guerra Gulías

Año:
2018

Presupuesto:

Fotografía:

Proyecto de interiorismo casa rural ubicada en el Concello de Cotobade (Pontevedra).

Casa Costiña cuenta con una finca de más de 3.000 m² poblada de múltiples variedades de árboles autóctonos (robles, acebos…), y cercada por muros de piedra de construcción tradicional.

En su día los propietarios rehabilitaron la casa para uso particular. Por circunstancias personales y con el auge del turismo rural en la zona, decidieron acometer la reforma integral de la vivienda para dedicarla a dicha actividad.

La vivienda consta de planta baja y una planta inferior. En la planta baja se sitúan la cocina, el salón-comedor, el dormitorio principal y un baño completo. Seguidamente y comunicada por una escalera interior, está la planta inferior. En ella se ubican dos dormitorios y un aseo que da servicio a los mismos.

Nuestra actuación consistió en potenciar la belleza de la construcción tradicional (cubierta a dos aguas abierta interiormente, muros perimetrales de piedra…), dotándola, además, de una estética contemporánea que aunase belleza y practicidad.

Casa Costiña, casa rustica con mas de doscientos años de antigüedad.

En primer lugar, comenzamos con un cuidadoso estudio de la luz en todas las estancias. Optamos por combinar luces indirectas con luces de ambiente para, de esta forma, potenciar los espacios y hacerlos versátiles. Solados y revestimientos terminaron de armar la estructura interior de la vivienda.

Seguidamente, la elección del mobiliario fue un nuevo reto dado el presupuesto limitado del que disponíamos. Como es lógico el mismo debía ir acorde a la estética y calidad del resto del proyecto. Nos decidimos por maderas y tapicerías cálidas a la vez que resistentes. Combinaciones de colores neutros con chispazos de color en elementos destacados del mismo. Cada componente elegido debía formar parte de un todo para que, en el recorrido por las diferentes estancias, siempre haya un hilo estético que aúne toda la vivienda.

La cocina supuso el último reto interior de la vivienda dado que se sitúa en una única línea y debía albergar todo el equipamiento necesario para cubrir las necesidades de los huéspedes.

Por último, en la actuación realizada en el exterior hay que destacar que la configuración irregular del terreno dio píe a crear, en diferentes niveles, zonas de recreo, descanso y cenadores. Solados continuos de cemento pulido, losas y adoquines combinados con el propio césped dieron lugar a los mismos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Abrir chat
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?